Consejos para prevenir robos en empresas

Ningún negocio es inmune al robo. Desde almacenes grandes con una vigilancia precaria, productos mal resguardados, empresas con frecuentes cambios de personal con el paso por instalaciones de muchas personas que no pertenecen a la empresa, son factores que influyen de una manera determinante en la seguridad de las empresas.

¿Cómo podemos afrontarlo y prevenirlo para minimizar los riesgos? En Grupo Serocle te daremos respuesta en este post con algunos consejos claves para tomar las decisiones adecuadas para tu negocio.

Detectar a los ladrones

Uno de los puntos importantes es la formación de los empleados, suele resultar una medida muy eficaz para proteger a tu empresa contra posibles robos. Tu equipo debe saber cómo reconocer a un ladrón y reacción a tiempo y de la forma adecuada en caso de observar conductas sospechosas.

¿Cómo reconocer a los clientes sospechosos? Los signos que distinguen al ladrón son:

  • Observan a los empleados muy de cerca y siguen cada uno de sus movimientos.
  • Presentan un comportamiento nervioso e inquieto.
  • Aparentemente no tienen un rumbo definido.
  • Suelen dirigir su mirada muy frecuentemente a las salidas, cámaras y espejos.
  • Frecuentemente llevan ropa voluminosa, bolsillos y mochilas abiertos.
  • Sostienen los artículos en la mano, no utilizan cesto.
  • Grupos de personas cubriéndose entre sí para camuflar el robo.

Para las tiendas, mejor los espacios abiertos

Los espacios abiertos y luminosos hacen que los ladrones se sientan más vigilados. Esto también hace que los empleados puedan vigilar más fácilmente a los clientes.

La instalación de espejos es una medida disuasoria. Además, los artículos que son especialmente sensibles al robo están mejor situados a la vistas de las cajas registradoras.

La videovigilancia por vídeo representa uno de los medios más eficaces para prevenir robos en las empresas. En este caso, las imágenes se revisan en tiempo real por personal de seguridad y permiten identificar comportamientos sospechosos para poder actuar a tiempo.

Instalación de alarma

Los sistemas de alarma para negocios son cada vez más avanzados y eficaces que como se conocían antes. Permiten una monitorización constante de la actividad de la empresa las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Existen alarmas de última generación que cuentan incluso con una aplicación que hace que puedas hacer un seguimiento permanente desde tu propio móvil. En el caso de ver actividad sospechosa, desde la Central de Alarmas se dará aviso inmediato a la policía.

Vigilancia presencial

En empresas y locales que ya tienen cierto tamaño, disponer de un vigilante de seguridad es una opción importante. El personal especializado controlará la actividad, establecerá rutinas y diseñará un Plan de Seguridad adaptado a las circunstancias para evitar robos.

Además de los sistemas de vigilancia, es conveniente utilizar un control periódico sobre inventario del material de la empresa, tarjetas de empleados, coches de empresa. Ya que aunque los empleados no suelen pensar mucho en ello, los empleados suelen robar en más ocasiones de las que parece.

Evita los robos cibernéticos

Como medida preventiva, se debe encriptar toda la información sensible y nunca dejar códigos de acceso o claves anotados en papeles. Hay que tener precaución a la hora de acceder a tus documentos en la red corporativa y, sobre todo, no abrir enlaces sospechosos de correos electrónicos que generen poca confianza.

Para evitar posibles robos, no hay nada como la prevención, ya sea a través de formación de empleados, dispositivos tecnológicos, personal de seguridad propio o precauciones en el uso de la información. Una combinación adecuada de todas estas práctica minimizará en gran medida los riesgos de sufrir robos o circunstancias indeseadas.

Equipo Grupo Serocle