Nuevas medidas laborales tras el COVID-19

El Ministerio de Sanidad ha dado a conocer nuevas medidas en torno al comportamiento que debe seguirse en el ámbito laboral para la desescalada e incorporación al trabajo. En función que se avancen en las siguientes fases, las restricciones tomadas se irán regulando.

El equipo de abogados de Grupo Serocle está disponible para resolver todas las posibles dudas acerca de las últimas modificaciones en materia legal.

Paralización de la actividad laboral por decisión de la empresa

Las diferentes empresas pueden mantener la actividad laboral de sus trabajadores, siempre y cuando se cumplan las medidas preventivas para evitar posibles situaciones de riesgo o contacto. Además, cada trabajador debe conocer que para el desconfinamiento según lo estipulado en el artículo 21 de la ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

En el caso de que algún trabajador pueda encontrarse en riesgo, la empresa debe informar de este riesgo y tiene que tomar las medidas para poder proteger a todas las personas involucradas. Las medidas pueden ser desde formas alternativas de trabajo, hasta abandonar el puesto de trabajo.

Los trabajadores también pueden abandonar su puesto de trabajo ante un riesgo inminente de contagio por Coronavirus según lo estipulado en el artículo 21, apartado 2. Esto no significa que, ante una alarma social o apreciación subjetiva de riesgo, el trabajador pueda o no abandonar su puesto de trabajo. Para que suceda un caso u otro deben existir pruebas y elementos que supongan la posibilidad real de contagio.

Medidas preventivas a adoptar por la empresa

Es responsabilidad de la empresa tomar todas las medidas necesitas para que los lugares habituales de los trabajadores sean seguros para evitar ningún contagio. La frecuencia de contacto entre personas debe evitarse o reducirse al mínimo. De igual forma deben promoverse las medidas higiénicas para evitar el contagio, así como garantizar las condiciones para ventilar el lugar de trabajo, lavarse las manos y la limpieza de superficies y objetos.

Las empresas también son responsables de poner todo el material higiénico y de cumplir con las medidas de limpieza según el centro laboral. En aquellas empresas en las que haya un contacto directo con el público se deberán implementar medidas higiénicas que protejan a los trabajadores, así como implementar desinfectantes, mascarillas o protectores.

Suspensión total o parcial del empleo

Dado los problemas que tienen muchas empresas con su desempeño habitual por causas del Coronavirus, se entiende que tengan que suspender su actividad de manera parcial o total. Para hacerlo debe ser según lo estipulado en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores y Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre. En el artículo queda explicado los procedimientos que se deben seguir para el despido colectivo y de suspensión de contrato y reducción de jornada.

En el caso anterior el expediente temporal de empleo podrá ser total o parcial de la jornada, según la afectación. Para aplicarse tienen que existir las causas de fuerzas mayor, por ejemplo, la decisión de autoridades sanitarias de cerrar el lugar de trabajo. En cualquiera caso se debe seguir el procedimiento establecido, con la aplicación de las peculiaridades previstas para cada causa mayor.

Para aquellos casos que se realice una paralización de actividad por alguna causa de las anteriores, pero sin comunicación del expediente de regulación de empleo, se aplicaría el artículo 30 ET. La aplicación de dicho artículo permitiría conservar al trabajador el derecho a su salario.

Si tienes dudas con respecto a tu situación laboral, ponte en contacto con nosotros, nuestro equipo de abogados te darán la mejor solución.

Equipo Grupo Serocle